Web Ayuntamiento de Las Rozas de Madrid

  • Ayuntamiento Las Rozas
  • Ayuntamiento Las Rozas
  • Ayuntamiento Las Rozas
  • Ayuntamiento Las Rozas
El Voluntariado Imprimir


¿Qué es ser voluntario?
Ser voluntario significa dedicar tiempo de forma consciente, gratuita y estable a las necesidades de otras personas y a la mejora de la sociedad.

El movimiento voluntario se encuentra actualmente en auge pero cuenta con una larga tradición histórica que tiene su origen en la inclinación a vivir como propios los problemas de los demás. Siendo voluntario colaboras en el desarrollo de tu comunidad, facilitas tu crecimiento como persona y, sin duda, comprendes mejor la realidad, a las personas y a ti mismo.

El voluntariado implica involucrarse en una Entidad de Acción Voluntaria fomentando la participación ciudadana en ayuda a los demás.
¿Qué dice la Ley 6/1996, de 15 de enero, del Voluntariado?
Los voluntarios son personas que libremente se comprometen a realizar actividades de interés general que reúnan los siguientes requisitos:
Que tengan carácter altruista y solidario.
Que su realización sea libre.
Que carezcan de contraprestación económica
Que se desarrollen en organizaciones privadas o públicas con arreglo a programas o proyectos concretos.
Que no sustituyan el trabajo remunerado.
Si quieres conocer más sobre la Legislación al respecto, pincha aquí.
¿Qué son actividades de interés general?
Las actividades de interés general, enumeradas en la Ley del Voluntariado, son aquellas de tipo asistencial, de servicios sociales, cívicas, educativas, culturales, científicas, deportivas, sanitarias, de cooperación al desarrollo, de defensa del medio ambiente, de defensa de la economía o de la investigación y de desarrollo de la vida asociativa, de promoción del voluntariado, o cualesquiera otras de naturaleza análoga.
Derechos y deberes del voluntario
Son derechos de los voluntarios, entre otros, el recibir información, formación, orientación y apoyo a cargo de la entidad en la que colaboren, ser asegurados contra el riesgo de accidente y enfermedad derivados de su actividad voluntaria y el ser reembolsado por los gastos originados como consecuencia del desempeño de su actividad.

Los deberes, entre otros, son los de cumplir con los requisitos adquiridos con las organizaciones en las que se integren, rechazar cualquier contraprestación material y, por supuesto, actuar siempre de forma diligente y solidaria.